Es tan importante hacer ejercicio como saber cuándo es el mejor momento para realizarlo.

A la hora de practicar deporte se deben tener en cuenta algunas consideraciones para evitar riesgos y problemas de salud.

Es tan importante hacer ejercicio como saber cuándo es el mejor momento para realizarlo.

Sol, playa, vacaciones… Y más tiempo libre para ejercitarnos, aunque a la hora de practicar deporte se deben tener en cuenta algunas consideraciones para evitar riesgos y problemas de salud.

Le ofrecemos algunos consejos exprés para practicar deporte en verano:

  • Fuera de las horas centrales del día. Es aconsejable realizar ejercicio a primeras horas de la mañana o a últimas horas del día. Si no es posible, hay que evitar las horas de más sol.
  • Si se superan los 30ºC, vaya al gimnasio o a la piscina. Lo bueno del verano es que apetece más hacer deporte al aire libre, pero si las temperaturas son muy altas corremos el peligro de sufrir un golpe de calor. Apuesta por ir al gimnasio o hacer algún deporte acuático para evitarlo.
  • Descartar deportes de resistencia de larga duración. El ejercicio aeróbico prolongado aumentará la temperatura corporal y la sensación de calor y, en consecuencia, el rendimiento bajará. Es preferible realizar 30 minutos de entrenamiento muscular.
  • Escuchar el cuerpo. Si durante el ejercicio no se encuentra bien, deje de hacer ejercicio. El dolor de cabeza, los mareos y la dificultad de respirar son síntomas de un golpe de calor.
  • Hidratación correcta. Con la práctica de ejercicio se debe tener en cuenta la pérdida de líquidos, que se acentúa si las temperaturas son altas. Es aconsejable beber antes, durante y después de practicar ejercicio.
  • Reducir de forma paulatina la intensidad del ejercicio. Parar de golpe puede producir mareos y desorientación, que se agravan con el calor.
  • Descansar adecuadamente. Compensar la actividad física con un descanso correcto, respetando las horas de sueño precisas, es igual de importante que el realizar de forma correcta la actividad física.
  • Protección solar. Al practicar deporte al aire libre, no debe olvidar la protección solar, con cremas que sean adecuadas para todas las situaciones.
  • Alimentación. Una alimentación saludable es básica para una práctica deportiva saludable. Esta debe ajustarse al consumo que realiza nuestro cuerpo en cada momento.  Tanto antes como después del ejercicio físico es importante evitar comidas cuantiosas.
  • Vestimenta adecuada. Calzado y ropa son también dos elementos importantes a la hora de realizar ejercicio. Éstos deben ser los indicados para cada actividad física y orientados a la temperatura del ambiente en que se vaya a practicar ejercicio. Es preferible usar ropa clara para evitar sufrir, en parte, el calor, además de usar aquella que permita una buena transpiración. Taparse la cabeza con una gorra también es aconsejable para protegerse del sol.