Molesto, desesperante, insoportable, te cambia el carácter… éstas son algunas de las características que podemos asociar al dolor de espalda, pero, ¿qué podemos hacer para remediarlo?

Existen múltiples alternativas que pueden ayudar a solucionar esta incómoda y dolorosa molestia, cada vez más extendida por las malas posturas y el sedentarismo.

Reposo

El miedo exagerado al dolor nos puede hacer entrar en un círculo vicioso en el que la única solución para evitarlo sea el reposo, sin hacer nada para remediarlo. La falta de actividad física no debe ser la solución para aparcar el problema, sino una consecuencia de éste que hay que evitar poniendo remedio. Actualmente, las recomendaciones basadas en la evidencia científica coinciden en desaconsejar el reposo en cama como tratamiento del dolor de espalda. Así pues, el reposo en cama aumenta la intensidad y duración del dolor, el grado de incapacidad, la duración de la baja laboral y el riesgo de que el dolor se haga crónico.

Tratamientos activos

Aunque el dolor sea un obstáculo para mantenernos activos, no debe impedírnoslo por completo. Tampoco es cuestión de forzar la situación: hay que aplicar el sentido común y no llevar el dolor al límite. Los estudios demuestran que el movimiento tiende a relajar la musculatura, aliviando el dolor, mientras que posturas constantes, como el reposo en cama, contribuyen a hacerla más rígida y, por lo tanto, aumentar el dolor. Así pues, un tratamiento activo como la terapia médica lumbar o cervical es una opción muy a tener en cuenta.

Fisioterapia

La fisioterapia trata enfermedades o lesiones y previene sus secuelas. Engloba tanto las técnicas manuales (masajes, estiramientos, movilizaciones, etc.) como las técnicas de medios físicos como la termoterapia o la electroterapia. Los fisioterapeutas de Wunder Training dominan estas técnicas y con las manos, su herramienta principal, dan asistencia desde la aparición de la más mínima dolencia hasta una recuperación funcional.

Osteopatía

El osteópata intenta encontrar la causa que está provocando el desequilibrio en el cuerpo para liberarla y recuperar así la salud. Así pues, la osteopatía busca la causa primaria del desequilibrio y no se centra únicamente en la zona sintomática del paciente. La base de este procedimiento de actuación es que todos los sistemas del cuerpo están relacionados y trabajan conjuntamente, de manera que los trastornos en un sistema pueden afectar al funcionamiento de otros. Desde la columna vertebral tienen salida todos los nervios que irradian el cuerpo, por lo que su tratamiento se antoja fundamental.

Entrenamiento muscular

Los años de experiencia de Wunder Training han demostrado que ejercitar la musculatura es fundamental para prevenir y tratar el dolor de espalda. Una espalda fuerte no siente dolor. El fortalecimiento de los músculos que rodean la columna, junto a los fisioterapeutas y osteópatas, conseguirán que la persona afectada por la dolencia pueda recuperar su bienestar y calidad de vida.