Cómo el ejercicio nos ayuda a dormir mejor

El ejercicio físico nos ayuda en muchos aspectos de nuestra vida: mejoramos en salud corporal, mental, anímica e incluso podría estar relacionado con la calidad de nuestro descanso.

 

El descanso es la base de un buen estado de salud. Dormir es una necesidad de nuestro cuerpo, que permite que afrontemos el día con energía y evitemos la sensación de agotamiento.

Así como nuestro cuerpo necesita descansar para rendir al máximo, el esfuerzo físico podría influir en nuestro sueño nocturno y por lo tanto, en nuestro descanso.

Durante el sueño, nuestro cuerpo cumple las funciones de reparar y crear nuevas estructuras, regular la temperatura corporal y equilibrar el gasto energético. Por esta razón el ejercicio puede verse como una herramienta que incentiva el sueño y descanso nocturno.

 

¿Por qué el ejercicio físico nos ayuda a dormir mejor?

  • Estamos más cansados físicamente: el ser humano necesita alternar ciclos de sueño reparador y profundo con ciclos de vigilia en los que debe realizar actividad física. Si trabajamos sentados, nuestro ciclo no está completo sin realizar ejercicio de cierta intensidad. Las actividades que más facilitan el sueño son las físicamente intensas, incluso a última hora si la persona está habituada a esta rutina. Aún así, la realización de ejercicio ligero mejora notablemente la calidad de nuestro descanso.
  • Se reduce el estrés: el estrés es una reacción que al ser humano primigenio le servía para permanecer alerta y huir, pero en la sociedad actual el estrés no se resuelve con acción física. Si nos vamos a dormir “fisiológicamente preparados para la acción”, es difícil que durmamos. El ejercicio físico es la solución para canalizar la energía producida durante el día y poder ir a la cama preparado para descansar y dormir.
  • El ejercicio físico previene apnea del sueño, ese estado en el cual nos quedamos sin aire durante unos pocos segundos mientras dormimos. Está relacionado con la obesidad pero de manera leve suele ocurrirle a más gente de la que creemos. Muchos no llegamos a despertarnos y no sabemos que sufrimos de esta dolencia, pero, aunque no nos demos cuenta, la calidad del sueño se ve directamente afectada por este corte de respiración. La actividad física mejora la respiración y es por esto que reduce esta problemática.
  • El ejercicio regular y moderado ayuda a mejorar el estado de ánimo y, por lo tanto, influye positivamente nuestro descanso nocturno.

 

¿Es bueno realizar deporte antes de ir a dormir?

Existen una dualidad de opiniones en cuanto a si es mejor o peor realizar actividades físicas antes de dormir. La actividad física libera endorfinas que, aunque son positivas para nuestra salud, activan el cerebro, y es por esto que se recomienda esperar un mínimo de dos horas antes de ir a dormir, para que estos niveles se reduzcan y podamos conciliar el sueño de una manera más rápida.

En cuanto a la intensidad, estudios demuestran que el ejercicio moderado no afecta al sueño en absoluto. El ejercicio excesivo y con una intensidad fuerte realizado durante más de una hora provoca que la conciliación del sueño sea más difícil y por lo tanto, se tarde más en dormir.

2018-11-28T14:01:39+00:0028 noviembre 2018|Entrenamiento|
Llámenos