Contracturas musculares más comunes

Cuando hablamos de las contracturas musculares más comunes, la espalda suele ser el foco principal en el que suelen tener lugar, pero no es el único.

Las contracturas se producen porque un músculo aumenta su tensión y por lo tanto hay un acortamiento de sus fibras. Otra causa muy común es el aumento de actividad muscular, es decir, cuando el músculo pasa de un estado de reposo o descanso a uno de trabajo y esfuerzo. Cuando esta tensión muscular es persistente y dolorosa, entonces pasa denominarse contractura.

Son una de las lesiones leves más frecuentes en la población y limitan nuestra actividad y rendimiento físico. Las personas que padecen una contractura pueden haberla originado de diversas formas diferentes, las contracturas más habituales son causadas por:

  1. Mientras hacemos ejercicio: debido a la realización de un movimiento demasiado brusco por el cual el músculo no estaba suficientemente preparado o no tuvo un calentamiento previo adecuado.
  2. Después de la realización del ejercicio: el exceso de entrenamiento o sobreentrenamiento lleva al músculo a un estado de fatiga excesiva y crónica.
  3. Traumatismo: debido a un golpe directamente sobre el músculo.
  4. Repetición de movimiento: por la realización de un mismo movimiento durante largos períodos de tiempo, sin descanso.

Estas formas de padecer una contractura son las más habituales, pero no las únicas, pues cada vez se dan más casos diagnosticados de contracturas que aparecen por la adopción de malas posturas mantenidas en el tiempo, por ejemplo la de una persona que trabaja en una oficina todo el día y no se sienta de manera correcta; o por el estrés. Una persona estresada es una persona que está constantemente tensionada, y a la larga, este estrés permanente pasa a los músculos. Si no se alivia a tiempo mediante masajes o estiramientos, acabará por generarnos una lesión a nivel muscular.

Os explicamos cuales son las contracturas musculares más comunes:

  • Contractura cervical: suele estar provocadas por malas posturas en el día a día. Aquellas personas que tienen trabajos de oficina o pasan largos periodos de tiempo sentados con una postura incorrecta suelen padecer problemas cervicales.
  • Contractura lumbar: la espalda es la zona que peor tratamos. Las malas posturas, descansar mal y poco o no gozar de un tono muscular adecuado, hacen que nuestra espalda acabe respondiendo en forma de contractura. Suelen presentarse como una rigidez extrema o con la sensación de una pelota presionando la zona lumbar.
  • Contracturas en las piernas: más propias de deportistas. Las contracturas, los calambres y la sobrecarga son las lesiones más frecuentes en la zona inferior. Suelen producirse por el exceso de intensidad en el entrenamiento

¿Cómo podemos prevenir las contracturas musculares?

Os enseñamos las pautas para prevenir, en la medida de lo posible, una contractura muscular:

  • Higiene postural: manteniendo una postura correcta minimizamos el riesgo de sufrir una contractura. Hay que evitar las “posturas viciadas”, como llevar el bolso siempre al mismo lado o ir todo el día encorvados al caminar.
  • Estiramiento adecuado: estirar los músculos, aunque no se haya realizado una actividad física, nos ayudará a mantener la flexibilidad y la agilidad corporal, así como unas articulaciones más protegidas.
  • Mantener un buen tono muscular: un cuerpo más fuerte nos permite aguantar mejor las posturas que adoptamos en nuestra vida diaria y está más preparado ante imprevistos como caídas o golpes, unos músculos fuertes tienen menos propensión a sufrir contracturas o lesiones.
  • Reducir la vida sedentaria: mantener una vida activa ayuda a que nuestra musculatura esté en buen estado.

Existen pautas para el tratamiento de una contractura, desde la aplicación de calor en la zona hasta un tratamiento de fisioterapia.

En Wunder Training disponemos de un servicio de Fisioterapia y Osteopatía para el tratamiento y la prevención de contracturas musculares. Además, en nuestro gimnasio y con nuestro método de entrenamiento, incluimos también una serie de ejercicios personalizados de fortalecimiento muscular y estiramiento para prevenir las famosas contracturas musculares.

(CTA Prueba gratis)

2018-11-21T11:50:37+00:0021 noviembre 2018|Lesiones y Dolencias|
Llámenos