Debilitamiento del suelo pélvico: por qué se produce

Un suelo pélvico fuerte es fundamental para evitar pérdidas involuntarios de orina, prolapsos o disfunciones sexuales, entre otras dolencias. Pero, ¿cuáles son las causas que causan el debilitamiento de este conjunto de músculos que sostienen nuestros órganos pélvicos?

Entender por qué ocurre el debilitamiento del suelo pélvico es el primer paso para prevenir o mitigar sus efectos. A continuación, te ofrecemos un listado de las causas más habituales de un suelo pélvico débil:

  • Parto vaginal: la causa principal del daño del suelo pélvico en mujeres es el parto, un momento crucial en el que se produce una fuerte alteración de los músculos y ligamentos de la zona. Para intentar minimizar los daños que puedan producirse durante el parto, es recomendable preparar el cuerpo para ese momento con ejercicios específicos de fortalecimiento del suelo pélvico, así como consultar con un especialista tras el parto para valorar el mejor tratamiento para la recuperación muscular de la zona.
  • Permanecer sentado durante muchas horas: es habitual que las personas que están sentada durante la mayor parte de su jornada laboral se olviden a menudo de ir al baño cuando empiezan a notar la necesidad de orinar. La presión sobre la vejiga, tanto en hombres como en mujeres, puede generar en el futuro incontinencia urinaria. Las malas posturas que adquirimos al estar sentados durante mucho tiempo también son responsables de una sobrecarga de los músculos abdominales, lumbares y del suelo pélvico, que pueden originar prolapsos. Si este es tu caso, te recomendamos que realices una breve pausa cada hora para dar unos pasos o realizar unos ejercicios de estiramiento para destensar los músculos.
  • El estreñimiento: un esfuerzo intenso y continuado a la hora de defecar puede ser también un causante del debilitamiento del suelo pélvico. En estos casos, recomendamos acudir al médico para valorar las causas del estreñimiento y cómo evitarlo.
  • El sobrepeso y la obesidad: el exceso de peso ejerce una mayor sobrecarga en el suelo pélvico que, con el tiempo, se debilitará. Además de realizar ejercicios de fortalecimiento muscular del suelo pélvico, recomendamos consultar con un nutricionista para iniciar una dieta que permita a la persona reducir su peso de forma saludable.
  • Deportes de alto impacto: especialmente aquellos en los que los saltos o correr son movimientos habituales e incluso repetitivos, como pueden ser en el baloncesto, el voleibol, el cross-fit, etc. Si fortaleces los músculos pélvicos, se evitará el posible daño de estos impactos.
  • La edad y la menopausia: los músculos se debilitan de forma natural con el paso de los años si no hacemos nada para evitarlo, efecto que en las mujeres se incrementa con la menopausia, ya que los cambios hormonales que se producen en esta fase vital también debilitan los tejidos musculares.
  • Levantar grandes pesos: la carga de pesos elevados aumenta la presión sobre el suelo pélvico.

FISIOTERAPIA DEL SUELO PÉLVICO

50% de descuento en la 1ª visita

SOLICITA UNA VISITA

Cómo prevenir el debilitamiento del suelo pélvico

En general, la mejor manera de prevenir el debilitamiento del suelo pélvico es realizar ejercicios de fortalecimiento activo. En Wunder Training disponemos de un servicio de Fisioterapia de Suelo Pélvico en el que nuestra especialista estudia cada caso concreto y recomienda la terapia más adecuada para cada persona.

Destacamos nuestra exclusiva máquina A5 de Fortalecimiento del Suelo pélvico, que permite ejercitar de forma aislada los músculos y evitar durante el ejercicio la utilización de otros músculos auxiliares (glúteos, abdominales, aductores), como sucede habitualmente con los ejercicios de Kegel.

La pieza central de la máquina de suelo pélvico es un sensor de presión dispuesto horizontalmente en la superficie del asiento, que detecta la intensidad de la contracción de la musculatura. Gracias al monitor conectado a la máquina, es posible controlar la intensidad del ejercicio y medir los resultados obtenidos.

Solicita una primera visita con nuestro Servicio de Fisioterapia de Suelo Pélvico para un asesoramiento personalizado.