Veganismo y deporte: recomendaciones para la dieta vegana

La osteoporosis es una de las enfermedades óseas más frecuentes. Las mujeres suelen ser las personas más afectadas por esta pérdida de la densidad de los huesos, especialmente después de la menopausia. Con la debilidad de los huesos crece el riesgo de padecer una fractura.

Con la debilidad de los huesos crece el riesgo de padecer una fractura. Y a todo esto, la osteoporosis aparece sin provocar ningún tipo de síntomas, por lo que pasa desapercibida para la persona que la padece.

El Ejercicio físico como prevención de la osteoporosis

Aunque existe un amplio abanico de factores que pueden ser considerados responsables de la pérdida de masa ósea –tales como una dieta inadecuada o la ingesta de tabaco y de alcohol–, en la mayoría de los casos la causa reside también en una carencia de ejercicio físico y una vida sedentaria.

Además de una dieta orientada a satisfacer las necesidades de los huesos, el fortalecimiento de los músculos y de los huesos es el único remedio que consigue muy buenos resultados a largo plazo.

La mayoría de estudios científicos coinciden en señalar el ejercicio físico y concretamente el fortalecimiento muscular como la medida más eficaz para luchar contra la disminución de la masa ósea. ¿Y sabes por qué? Porque al fortalecer el músculo, el tejido óseo también se desarrolla y se refuerza. El objetivo de las medidas de prevención de la osteoporosis debe ser desarrollar la fuerza y la masa muscular en medida adecuada para estimular el hueso y desencadenar el proceso de generación ósea.

Entrenamiento para la osteoporosis en Wunder Training

En Wunder Training puedes seguir un programa personalizado de entrenamiento para prevenir o tratar la osteoporosis. Nuestro equipo médico y nuestros entrenadores seleccionarán para ti los ejercicios más adecuados para tu caso concreto. Se trata de un plan de entrenamiento basado en el fortalecimiento muscular de todo el cuerpo y especialmente, de las áreas que suelen estar más afectadas en la osteoporosis como son, la columna vertebral lumbar, la cadera y las muñecas.

Es importante distinguir entre el efecto del entrenamiento sobre la resistencia ósea y el efecto igualmente importante que tiene sobre la capacidad de evitar caídas. Por este motivo es importante un plan de entrenamiento equilibrado que cubra todo el cuerpo. Para reducir la fragilidad ósea, los programas de entrenamiento deben incluir todas las regiones que están en riesgo y deben ser un entrenamiento regular y de suficiente intensidad y duración. El riesgo de fractura es particularmente alto para las vértebras torácicas y lumbares, la pelvis, el fémur proximal, las costillas, la cintura escapular, la parte superior del brazo y el antebrazo. El tejido óseo reacciona más lentamente a los estímulos de entrenamiento que los músculos. Esta diferencia en los tiempos de respuesta debe reflejarse en los programas de entrenamiento, particularmente para pacientes con un alto riesgo de fractura. A largo plazo, los pacientes con osteoporosis deben entrenar dos veces por semana y un programa doble con 2 x 8-10 máquinas se considera lo más adecuado ya que aumenta las tasas de éxito.

Si sufres osteoporosis o deseas prevenir su aparición te recomendamos que incorpores el ejercicio físico a tu estilo de vida. Si deseas conocer nuestro método de entrenamiento te animamos a probar una sesión acompañada con unos de nuestros especialistas.

SESIÓN DE ENTRENAMIENTO GRATUITO

Descubre tu plan de entrenamiento personalizado con una sesión gratuita

PRUEBA GRATUITA