Veganismo y deporte: recomendaciones para la dieta vegana

La escoliosis es uno de los problemas más conocidos de nuestra columna vertebral. Se define como una deformidad tridimensional de la columna que ocurre con mayor frecuencia durante el período de crecimiento anterior a la pubertad. En la escoliosis se producen una o varias curvaturas laterales de la columna junto a una rotación vertebral y una modificación del plano sagital del raquis. A menudo, identificamos la escoliosis porque la persona presenta una curvatura visible en forma de C o de S y algunos desequilibrios corporales como un hombro más alto que otro, un omoplato que sobresale más o una cadera más alta que la otra.

En más del 85% de los casos la causa de provoca la escoliosis es desconocida y aunque la mayoría de casos son leves, en ocasiones además de representar una preocupación de tipo estético puede acompañarse de dolor. En este artículo del blog hablaremos un poco sobre la escoliosis, las causas, los síntomas, los posibles tratamientos y las recomendaciones para el ejercicio que aplicamos en Wunder Training.

Causas de la escoliosis

Como decíamos en la introducción en más de un 85% de los casos la causa que provoca la escoliosis es desconocida. Cada vez es más frecuente considerar que se trata de un problema multifactorial.  En función del origen podemos clasificar la escoliosis en tres tipos:

  • Idiopática

De causa desconocida, es el tipo más frecuente pues representa entre el 80-90% de todas las escoliosis. Afecta a niñas y niños sanos. En uno de cada cinco casos hay un antecedente familiar de escoliosis. La incidencia es ligeramente superior en las niñas que en los niños y es más probable también que precise tratamiento en el sexo femenino.

La escoliosis idiopática puede clasificarse a su vez en tres categorías en función de la edad en la que aparece:

  • Escoliosis idiopática infantil: aparece entre 0-3 años
  • Escoliosis idiopática juvenil: aparece entre 4-10 años
  • Escoliosis idiopática adolescente: aparece a partir de los 10 años
  • Congénita

 La causa que provoca la escoliosis es resultado de asimetrías en el desarrollo de las vértebras durante el primer trimestre del embarazo. En más del 60% de los casos este tipo de escoliosis se acompaña de otros problemas de salud. Suele necesitar tratamiento en aproximadamente un 50% de los casos.

  • Neuromuscular

La causa que provoca estas escoliosis son enfermedades neuromusculares como la parálisis cerebral, la distrofia muscular de Duchenne y la espina bífida.

Signos y síntomas de la escoliosis

En la mayoría de ocasiones la escoliosis no provoca dolor en niños y adolescentes y son los padres los que se dan cuenta al observar asimetrías en la espalda de sus hijos. Algunos signos característicos que pueden observarse en la escoliosis y ayudarnos en el diagnóstico son:

  • Una cadera o un hombro más alto que el otro
  • La cabeza no parece centrada respecto a las caderas
  • Una escápula es más prominente que la otra
  • Las costillas de un lado sobresalen más cuando el niño se inclina hacia delante

En los adultos, la escoliosis puede producir dolor de espalda y en casos graves dificultades respiratorias.

Tratamiento de la escoliosis

La mayoría de los niños con escoliosis tienen una leve curvatura y, probablemente, no necesiten un tratamiento específico.  Por ejemplo, en desviaciones de menos de 10º simplemente bastará con realizar ejercicio físico y llevar un control médico cada 4-6 meses para controlar la evolución. En casos más avanzados, con desviaciones entre los 10º y 30º, es importante iniciar tratamientos de fisioterapia y la utilización de un corsé para frenar la progresión de la escoliosis hasta que el niño finaliza su crecimiento. En estos casos también resulta aconsejable iniciar un programa de fortalecimiento muscular específico. Solo en los casos más graves, con desviaciones superiores a los 50º, es posible que deba valorarse la intervención quirúrgica además de seguir con la fisioterapia, el fortalecimiento muscular terapéutico y el uso del corsé.

Recomendaciones para el ejercicio de fortalecimiento muscular en escoliosis

La escoliosis tendrá un mejor pronóstico cuanto antes se detecte y se trate. En la edad de crecimiento nosotros recomendamos realizar los ejercicios de fortalecimiento muscular con la supervisión de un fisioterapeuta especializado. Entre otros objetivos del ejercicio nos centraremos en la nivelación de los desequilibrios musculares de la zona cervical, dorsal y lumbar, así como de la cintura escapular. Prestaremos también especial atención a la movilidad de la columna vertebral y de las articulaciones costovertebrales que tienden a bloquearse y a adquirir rigidez.

A continuación, desarrollamos un posible programa de fortalecimiento muscular específico para casos de escoliosis, complementario a los tratamientos ortopédicos con corsé y al tratamiento de fisioterapia que aplicamos en Wunder Training:

Si tienes escoliosis y quieres realizar un programa de fortalecimiento muscular adaptado a tu patología, complementario al tratamiento de fisioterapia o al uso de corsé, en Wunder Training podemos ayudarte. Te ofrecemos una 1º visita con nuestros médicos rehabilitadores para conocer tu caso y fijar las pautas en función de tus necesidades. El asesoramiento de nuestros entrenadores y fisioterapeutas te acompañará en todo el proceso y te ayudará a conseguir tus objetivos.

EXAMEN MÉDICO GRATUITO

Si sufres dolor cervical, mareos, vértigos o te han diagnosticado una hernia discal ven a conocernos y descubre como el fortalecimiento muscular puede ayudarte a resolver tu problema. Examinamos tu caso sin compromiso para recomendarte el mejor tratamiento.

solicita un examen médico gratuito

EXAMEN MÉDICO GRATUITO

Si sufres dolor cervical, mareos, vértigos o te han diagnosticado una hernia discal ven a conocernos y descubre como el fortalecimiento muscular puede ayudarte a resolver tu problema. Examinamos tu caso sin compromiso para recomendarte el mejor tratamiento.

solicita un examen médico gratuito