Por qué es importante fortalecer el suelo pélvico si permaneces sentado durante horas en el trabajo

Permanecer durante tantas horas sentado, como aquellas personas que desempeñan trabajos de oficina, puede ser el origen de ciertos problemas de salud, especialmente malas posturas corporales, problemas cardiovasculares o sobrepeso.

El suelo pélvico, un problema para hombres y mujeres

Una de las dolencias más habituales es el debilitamiento del suelo pélvico. La principal función de los músculos del suelo pélvico, que se sitúan en la parte inferior del abdomen, es sostener a los órganos pélvicos –vejiga, útero, vagina y recto– para asegurar su correcto funcionamiento.

Tanto en los hombres como en las mujeres, el suelo pélvico es el principal músculo que se encarga del control de la vejiga. Permanecer sentados durante largas jornadas hace, por ejemplo, que nos olvidemos de ir al baño y es cuando nos levantamos que nos damos cuenta de la presión de nuestra vejiga. Con el tiempo, esto puede derivar en incontinencia urinaria y otros daños renales.

Cuando estamos sentados, los músculos del suelo pélvico están activos para sostener el peso del abdomen. Si la postura no es correcta, los músculos se sobrecargan y con el tiempo pueden aparecer malas posturas, dolores en la parte lumbar y otras lesiones derivadas como prolapsos o la ya comentada incontinencia.

Para evitar estos problemas, hay una serie de recomendaciones muy sencillas de seguir durante la jornada laboral, como estar atentos a la postura que adoptamos y levantarse y dar un pequeño paseo por la oficina cada hora, lo que nos ayudará a estirar las piernas y descomprimir los músculos.

Sin embargo, para asegurarnos de mantener a raya los problemas de salud derivados de permanecer sentados muchas horas, es necesario compensar la inactividad física con un entrenamiento regular.

Entrenamiento para el Suelo Pélvico

Los ejercicios de Kegel son uno de los métodos más extendidos para fortalecer el suelo pélvico y consisten en la contracción del músculo pubocoxígeo. El problema es que para muchas personas es difícil saber si el músculo que contraen es el correcto y acaban ayudándose de los glúteos o del abdomen para el movimiento, por lo que el ejercicio no cumple su función y el suelo pélvico no se fortalece.

En Wunder Training contamos con un servicio especial de Fisioterapia de Suelo pélvico mediante el cuál diagnosticamos el debilitamiento de los músculos de cada persona y recomendamos un tratamiento u otro en función de cada caso. Nuestra fisioterapeuta especializada en suelo pélvico supervisa los ejercicios y recomienda la terapia a seguir para obtener resultados óptimos.

La máquina A5 te ayudará con tu entrenamiento

Disponemos además de la máquina A5 que dispone de un sensor que permite medir si el ejercicio de contracción del músculo pubocoxígeo se está realizando correctamente y muestra los resultados en una pantalla, con lo que la persona puede corregir o mantener la fuerza que está realizando durante el ejercicio. Es un método para fortalecer el suelo pélvico discreto, no invasivo y diseñado para ser utilizado de forma autónoma.

La tecnología exclusiva y patentada de la máquina A5 de suelo pélvico permite un entrenamiento focalizado en el suelo pélvico, aislando el músculo y evitando así la ayuda de músculos auxiliares, como pueden ser los abdominales o los glúteos. El usuario sabrá en todo momento si está realizando tensión y relajación en el lugar adecuado y en qué grado y podrá, además, medir el progreso de entrenamiento mediante la representación gráfica de la fuerza que aparece en pantalla.

2018-06-07T13:25:53+00:00 9 mayo 2018|Suelo pélvico|