Por qué no debes dejar de entrenar en verano

Es habitual que durante el verano se produzca el descanso vacacional más largo del año. Estos días de vacaciones solemos aprovecharlos para desconectar del trabajo y otras obligaciones, pero también son días en los que nos relajamos y dejamos atrás los buenos hábitos que hemos ido adquiriendo durante el año, como por ejemplo la práctica habitual de ejercicio físico.

En verano, además, suele ser habitual que viajemos y no tengamos acceso a nuestro gimnasio habitual, o que el intenso calor nos disuada de movernos. En este artículo queremos darte algunos consejos para que durante tu merecido descanso vacacional puedas incorporar algún tipo de entrenamiento para mantener tu forma física. Así, en septiembre, la vuelta no te costará tanto.

Disfruta del entorno

Da igual si has viajado a la playa o a la montaña: disfruta del entorno con un paseo diario de unos 30 minutos a un ritmo ligero. Podrás conocer mejor la zona que has escogido para tus vacaciones además de realizar un ejercicio cardiovascular muy sano que te ayudará a mantenerte en forma.

Evita realizarlo en horas de extremo calor y en las que más incidencia de sol hay (de 12.00 a 16.00 h aproximadamente). Recuerda ponerte crema solar adecuada e hidratarte de forma habitual para reponer los líquidos que perderás con el calor y la actividad física.

¿Vacaciones rodeados de agua? Actividades acuáticas para ponerte en forma

Si has escogido la playa como destino vacacional, hay muchas actividades que podrás realizar para mantenerte en forma y que, además, son muy divertidas: desde hacer unos largos en la playa a deportes como el surf, el remo, el paddle surf o el snorkel. Incluso jugar a las palas en la arena es una buena forma de mantenerte activo.

SESIÓN DE ENTRENAMIENTO GRATUITO

Descubre tu plan de entrenamiento personalizado con una sesión gratuita

PRUEBA GRATUITA

No descuides tu alimentación

En vacaciones es habitual que nos demos más caprichos con la comida y la bebida, además de no mantener los horarios habituales de nuestro día a día. Es normal que nos relajemos un poco, pero procura no excederte demasiado para evitar un aumento de peso excesivo. Tu objetivo en septiembre no debería ser recuperar tu peso habitual sino seguir progresando en tu salud y bienestar.

 

Realiza ejercicios funcionales

Una pequeña rutina de ejercicios funcionales, para los que no necesitas equipamiento, pueden ser un buen complemento en verano que te ayude a mantenerte en forma. Esta rutina debería contener ejercicios basados en la fuerza corporal, como pueden ser sentadillas, flexiones o abdominales, pero también ejercicios para la flexibilidad y la movilidad corporal, como estiramientos de espalda y piernas.

Recuerda que puedes consultar con tu entrenador personal en Wunder Training para que te recomiende qué ejercicios puedes realizar durante las vacaciones para mantener tu forma física.