Veganismo y deporte: recomendaciones para la dieta vegana

Hace unas semanas entramos en otoño y dijimos adiós a las altas temperaturas del verano. Al no haber llegado todavía el frío del invierno, nos encontramos en la mejor época del año para practicar deporte. Por otro lado, hemos de tener en cuenta que el otoño afecta directamente a nuestra salud, por sus cambios de tiempo, por el cambio de hora y por disfrutar de menos horas de luz, porque retomamos el trabajo, la escuela… para afrontar esta época del año y este ritmo debemos tener en cuenta algunos aspectos.

Consejos para el otoño

Retoma/Continúa con el ejercicio físico.

Está demostrado que hacer ejercicio no solo ayuda a la salud física y a prevenir enfermedades, también afecta al estado de ánimo, a la concentración, a la mejora del rendimiento, por eso es fundamental iniciar o retomar el ejercicio moderadamente si habías hecho una pausa durante el verano e intensificar el entrenamiento en caso de no haber parado.

Recuerda usar ropa que transpire y combinar deportes de interior con exterior.

Atención al frío. Lo más recomendable es vestirse de forma adecuada, ¿qué quiere decir esto? Que como todavía no hace frío intenso es mejor vestirse con capas, de manera que podamos adaptarnos a las distintas temperaturas del día.

Dedica más tiempo al calentamiento.

En otoño empieza a hacer más frío por lo que tenemos que dedicar más tiempo a los ejercicios de estiramiento y calentamiento, sobre todo si hacemos deporte al aire libre, de esta manera tendremos menos posibilidades de sufrir una lesión muscular.

Cuida tu alimentación.

Sigue una dieta sana y equilibrada, potencia el consumo de alimentos de temporada para reforzar el aporte en vitaminas y minerales (calabaza, judías, alubias, acelgas, berenjenas, boniato)

Necesitas un buen descanso.

Con la reducción de las horas de luz, nos sentimos más cansados, para evitar esta sensación mantén una buena rutina del sueño e intenta dormir al menos 8 horas.

Aprovecha el sol al máximo.

Debemos aprovechar al máximo las horas de luz en esta época del año para poder absorber la Vitamina D que creamos cuando el sol incide en nuestros cuerpos. La Vitamina D es una gran aliada de la piel y del sistema inmunológico.

7º ¡Motívate!

Con el frío solemos volvernos un poco más perezosos y encontrar la motivación será esencial para no dejar de lado nuestros entrenamientos. Busca un compañero y ponte objetivos reales que te motiven a entrenar incluso en esos días en los que no tienes muchas ganas.

SESIÓN DE ENTRENAMIENTO GRATUITA

Descubre tu plan de entrenamiento personalizado con una sesión gratuita

prueba gratuita

SESIÓN DE ENTRENAMIENTO GRATUITA

Descubre tu plan de entrenamiento personalizado con una sesión gratuita

prueba gratuita