¿Por qué mis músculos continúan flácidos? ¿Por qué no pierdo peso a pesar de realizar ejercicio físico y comer de todo sin excesos?

Son muchas las preguntas ante el objetivo de la mayoría de la población: lograr el peso ideal y mantenerlo, comiendo y haciendo el ejercicio correcto. Comer bien, cumplir las normas de higiene alimentaria, saber combinar alimentos, y saber también qué hacer ante los días que inevitablemente no es posible respetar un plan alimenticio: de esta manera conseguiremos “entrenar de forma invisible”.

El ejercicio físico se nutre de nuestra alimentación como combustible. Con el programa de nutrición y actividad física (PNAF) de Wunder Training combinamos la dieta, el ejercicio físico cardiovascular y el fortalecimiento muscular de forma sana y equilibrada. Así, comer tiene una finalidad apropiada a lo que gastamos en el día a día.

El PNAF supone la integración completa de la actividad física como herramienta para lograr el estado de salud y bienestar. Durante los últimos años, la experiencia en Wunder Training nos ha aconsejado diseñar un plan de trabajo que englobe el ejercicio cardiovascular aeróbico, el entrenamiento muscular y una dieta sana y equilibrada. Esto es posible gracias a un trabajo programado y supervisado por nuestro equipo médico, para que durante la comida continuemos entrenando de forma invisible.

El programa

El PNAF unifica, bajo prescripción y control médico, un equilibrio físico de nuestras condiciones para saber hasta dónde puede llegar nuestro organismo sin riesgo alguno. Cada programa de prescripción de actividad física se diseña de forma individualizada, acorde con el caso particular, para conseguir diferentes objetivos personales: estar en forma en el día a día, preparar carreras de corta o larga distancia, practicar un deporte concreto con mayor o menor frecuencia, etc.

Los objetivos del PNAF

  • Proporcionar la dieta adecuada y eficaz a largo plazo. Rechazamos las dietas de choque dado que son una pésima opción para perder esos kilos de más. Con ellas se pierde masa muscular en lugar de grasa residual. Como resultado, el individuo se siente más débil, la grasa permanece en el cuerpo y los músculos se atrofian.
  • Adaptar las necesidades energéticas según el gasto calórico. Distribuiremos adecuadamente los nutrientes, repartiendo la ración calórica, con lo cual lograremos perder peso de forma saludable, eliminando grasa residual y no masa muscular. De hecho, comer bien y ejercitarnos de forma adecuada, facilitará que nuestro cuerpo “transforme” la grasa residual en masa muscular.
  • Lograr y mantener el peso adecuado. El cumplimiento estricto de nuestro programa garantiza una pérdida de 2-3 kilos de grasa residual cada 2 semanas. Para quien no precise pérdida de peso pero quiera disminuir el % de grasa residual y transformarlo en masa muscular, le diseñamos el camino más adecuado y saludable en el menor tiempo posible.
  • Contribuir a la educación e higiene nutricional. Reorientamos conductas alimentarias incorrectas, mediante estrategias para lograr recuperar el peso ideal en los días posteriores a aquellos de exceso y compromisos inevitables.
  • Establecer pautas de suplementación. Orientado a aquellas personas que precisen suplementar su dieta para la vida diaria o bien para la preparación del cuerpo para retos deportivos marcados.

¿A quién va dirigido?

Cualquier persona, sana o con patología, y a cualquier edad, puede seguir nuestro programa de nutrición y actividad física. Se recomienda a toda persona que quiera un control completo de su condición física (fuerza muscular, flexibilidad, resistencia, velocidad) y del combustible (alimentación) necesario para mantenerla de forma saludable.

El método

La duración del PNAF es de 10 semanas aproximadamente. Consta de una visita médica inicial y cinco consultas de seguimiento (cada 2 semanas). La primera visita consiste en la realización de una historia clínica, nutricional y deportiva completa, y se determinará el tanto por ciento de grasa residual que tiene el organismo.

La segunda y sucesivas servirán para transformar el tanto por ciento de grasa residual en muscular, mediante la prescripción individualizada de la actividad física y dieta más adecuadas. La dieta se controlará y modificará cada dos semanas, para adecuar el organismo a los cambios de forma saludable.

El éxito final

Consiste en conseguir el equilibrio absoluto entre lo que comemos, lo que gastamos y como lo distribuimos. Conseguiremos el peso ideal y el equilibrio físico a largo plazo, a través del bienestar físico completo: dieta + trabajo cardiovascular + trabajo muscular.

La persona habrá aprendido a regular el aporte y gasto necesario para su organismo, cómo afrontar los días de exceso, el tipo de ejercicio diario más adecuado a realizar, todo ello para cumplir con sus exigencias personales, laborales y deportivas.

Con hábitos dietéticos adecuados, sin pasar hambre y con diversidad en las comidas, el programa ofrece a toda aquella persona disciplinada la garantía de pérdida de peso, orden alimentario y prioridad de nutrientes más adecuados.

Para un seguimiento acompañado a largo plazo, se ofrece la posibilidad de realizar una visita de mantenimiento mensual, para seguir la evolución y adecuar las pautas nutricionales y de ejercicio físico en el tiempo.

Dr. Christian Carreras, Especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte, Wunder Training