Veganismo y deporte: recomendaciones para la dieta vegana

En muchas ocasiones hemos hablado del dolor de la zona lumbar y de la zona cervical al ser uno de los problemas de salud más frecuentes entre la población. En concreto, el dolor lumbar crónico encabeza la lista de las enfermedades crónicas más frecuentes en nuestro país, con una prevalencia cercana al 20%. El dolor cervical crónico ocupa el lugar número 5 de la lista, afectando a un 16% de la población. Hoy, sin embargo, queremos enfocar el artículo de nuestro blog a un problema menos frecuente pero igual de importante, el dolor de espalda localizado en la zona dorsal. ¿Qué es una dorsalgia? ¿Cuáles son las causas que la provocan y los síntomas que aparecen? ¿Cómo podemos tratarla?

¿Qué es una dorsalgia?

Es el dolor que se produce en la región media de la espalda por detrás del tórax, debajo del cuello, por encima de la región lumbar y mayormente entre las paletillas.

Generalmente se produce por una combinación de causas, es muy raro que sea por una sola y suele ser más frecuente que afecte a un lado u otro de nuestra espalda que aparezca de forma bilateral.

¿Cuáles son las causas que provocan el dolor en la zona dorsal?

La dorsalgia es menos frecuente que el dolor en la región cervical y lumbar, pero es habitual que aparezca juntamente con éstos. Hay diferentes motivos que pueden causar un dolor en la zona dorsal, desde malas posturas durante largos periodos de tiempo, como ocurre cuando estamos mal sentados durante 8 horas con el ordenador, hasta movimientos bruscos, tos fuerte o el estrés y la somatización emocional.

Una de las causas más frecuentes es por contracturas musculares o hipertonía a nivel de la musculatura interescapular o más superficial en trapecios, como decíamos antes, también es muy frecuente que se produzca como consecuencia de un problema cervical o lumbar de cualquier etiología. 

Por otro lado, la dorsalgia también puede ser causada por deformidades o alteraciones de la columna dorsal como la escoliosis, la cifosis, la enfermedad de Scheuermann o por causas agudas como las fracturas o las hernias discales, aunque estas últimas son relativamente raras en esta zona de la columna. Durante la juventud la escoliosis no suele provocar dolor, pero con el paso de los años puede predisponer a artrosis y dorsalgias por las malas posturas

La osteoporosis es otra de las causas de dorsalgia, pero en sí misma. ¿Qué quiere decir esto? Que la causa del dolor es una fractura o micro fractura vertebral dorsal que tienen origen en la osteoporosis.

En casos graves y mucho menos probables se encuentran las fracturas patológicas, procesos oncológicos o infecciosos que cursan con muchos otros síntomas aparte del dolor de espalda.

¿Qué síntomas se asocian a la dorsalgia?

La mayoría de veces los síntomas aparecen en la zona superior de la espalda, entre los omóplatos, lo que muchos pacientes describen coloquialmente como «paletillas».

  • Hay dolor a la rotación del tórax sobre su propio eje dorso-lumbar o a la lateralización del mismo.
  • Dolor agudo y punzante en uno de los lados de la espalda. Es posible que el dolor se manifieste en ambos lados y, en este caso, se trataría de una dorsalgia bilateral.
  • Dolor constante en la espalda, que se hace más frecuente a última hora del día y que puede verse incrementado por el cansancio acumulado.
  • Es habitual notar que el dolor empeora al realizar algunas posturas determinadas durante un largo período de tiempo (leer o trabajar frente al ordenador, por ejemplo).

Es un problema con mucha tendencia a la cronicidad, que provoca un dolor sordo y constante más frecuente a última hora del día incluso durante el reposo, que puede empeorar por alguna postura, y es muy característico que el paciente sienta alivio al presionar la zona o al realizar masaje.

Si notas alguno de estos síntomas, es muy probable que esté sufriendo una dorsalgia.

Para ello, lo ideal es ponerse en manos de un experto, desde un equipo médico para valorar, diagnosticar y prescribir el tratamiento indicado, hasta la ejecución del mismo por fisioterapeutas y profesionales capacitados en este ámbito de la salud.

¿Cómo podemos tratar el dolor dorsal en Wunder Training?

Recomendamos empezar con una visita médica especializada, en la que se realiza un exhaustivo examen clínico de 30 minutos, para establecer el diagnóstico definitivo. Durante la visita se prescribe el mejor tratamiento acorde a la afectación dorsal concreta de cada persona (fisioterapia, osteopatía, fortalecimiento muscular o la combinación de algunos de ellos) y en caso necesario se acompaña de tratamiento farmacológico.

Una vez identificado el cuadro y la etiología, en su gran porcentaje mecánico, muscular o por afectación en las áreas cercanas de la columna vertebral: cervical (cervicalgia), lumbar (lumbalgia), procederemos a diseñar el tratamiento donde generalmente se asocia ejercicios de fortalecimiento muscular con fisioterapia dirigida a la relajación de la cintura escapular, reeducación postural, reeducación respiratoria (diafragmática y torácica), ejercicios de estiramientos, masoterapia descontracturante y electroterapia, entre otros.

En Wunder Training también ofrecemos un entrenamiento preventivo para las personas que quieren prevenir o evitar la cronificación del dolor de espalda, o personas que ya sufren de manera crónica dicho dolor, pero con menor intensidad. Nuestro equipo multidisciplinar de médicos, fisioterapeutas y entrenadores personales, diseñarán un programa de entrenamiento específico para trabajar todo el cuerpo en su conjunto, pero especialmente en estos casos para corregir y prevenir molestias del raquis. Este programa de entrenamiento mediante el fortalecimiento muscular específico, el entrenamiento de la movilidad y flexibilidad y diferentes ejercicios funcionales adaptados a tu caso concreto te ayudarán a prevenir y eliminar el dolor dorsal, lumbar y cervical.

Si tienes dolor dorsal o cualquier molestia de espalda no dudes en llamarnos y programar una primera visita médica gratuita.

EXAMEN MÉDICO GRATUITO

Si sufres dolor cervical, mareos, vértigos o te han diagnosticado una hernia discal ven a conocernos y descubre como el fortalecimiento muscular puede ayudarte a resolver tu problema. Examinamos tu caso sin compromiso para recomendarte el mejor tratamiento.

solicita un examen médico gratuito

EXAMEN MÉDICO GRATUITO

Si sufres dolor cervical, mareos, vértigos o te han diagnosticado una hernia discal ven a conocernos y descubre como el fortalecimiento muscular puede ayudarte a resolver tu problema. Examinamos tu caso sin compromiso para recomendarte el mejor tratamiento.

solicita un examen médico gratuito