¿Por qué funciona la Terapia Médica para eliminar el dolor y fortalecer la espalda?

/, Lesiones & Dolencias/¿Por qué funciona la Terapia Médica para eliminar el dolor y fortalecer la espalda?

¿Por qué funciona la Terapia Médica para eliminar el dolor y fortalecer la espalda?

La Terapia Médica es un tratamiento médico de fortalecimiento muscular que se realiza en máquinas exclusivas.

Estos equipos permiten analizar la fuerza de los músculos de la espalda y fortalecer de forma aislada la musculatura profunda de la columna vertebral. El tratamiento está controlado por un equipo médico (al inicio, mitad y final) y las sesiones se realizan siempre acompañadas de un fisioterapeuta. Tiene una duración de 12-18 sesiones y se realizan dos sesiones de 30 minutos por semana.

A continuación, explicamos tres puntos importantes en los que se basa el éxito de la Terapia Médica:

1) ¿Por qué necesitamos aislar la columna lumbar para fortalecer esta parte de la espalda?

flexion-lumbar

En esta imagen podemos ver una vista lateral del movimiento de flexión y extensión lumbar. Arriba vemos una columna lumbar realizando el movimiento una vez aislada y debajo una columna lumbar sin aislar.

Si la columna lumbar no se aísla, la flexo-extensión del tronco es de 182°. Este movimiento está compuesto por la extensión de la cadera (110°) y la extensión lumbar (72°), y vemos que los glúteos y los músculos de las piernas realizan la mayor parte del esfuerzo.

En cambio, la amplitud de movimiento normal con la pelvis inmovilizada es únicamente de 72°. Cuando se inmoviliza la pelvis, los músculos profundos de la espalda en la región lumbar se aíslan y la cadera y los músculos de las piernas no pueden intervenir para ayudar durante el movimiento. Para conseguir un fortalecimiento eficaz de estos músculos profundos de la espalda, es esencial aislarlos y la máquina de terapia lumbar hace precisamente esto.

2) ¿Cómo medimos la fuerza de los extensores lumbares y valoramos la evolución durante el tratamiento?

extensores-lumbares

En esta imagen vemos una vista lateral de un paciente en la máquina de terapia lumbar. La amplitud de movimiento máxima en este caso es de 72°. Podemos estabilizar la función de la columna lumbar únicamente si los extensores lumbares se fortalecen en toda su longitud. Para poder fortalecer estos músculos, el paciente (trabajando contra una resistencia) se mueve desde la flexión máxima posible hasta la extensión máxima posible (es decir, la fase concéntrica o positiva del ejercicio). El paciente mantiene esta posición brevemente y, a continuación, regresa lentamente a la posición original (fase excéntrica o negativa del ejercicio). Este ejercicio se repite hasta que se produce una fatiga local de los extensores lumbares. Esto crea las condiciones necesarias para el estímulo que efectivamente aumenta la fuerza muscular. La terapia requiere la participación activa del paciente. Se usa un test isométrico para medir la fuerza de los extensores profundos de la espalda. Las mediciones se toman en un máximo de 7 posiciones de medición estándar dentro de la amplitud sin dolor del paciente. Las mediciones resultantes luego se vuelcan en un gráfico para trazar una curva de fuerza. Este test proporciona una evaluación objetiva del estado de los extensores lumbares del paciente antes, durante y después de la Terapia Médica de Fortalecimiento Muscular. El test es estándar, es decir, es el mismo independientemente del sexo, la edad o el estado físico.

3) ¿Qué puede hacer la máquina de terapia lumbar?

curva-fuerza-lumbar

Esta imagen muestra dos curvas de fuerza diferentes de un paciente: una antes de la terapia con la máquina lumbar y la otra, después. El eje vertical representa la fuerza, y el horizontal, la amplitud de movimiento. La flexión se realiza a 72° y la extensión, a 0°. La Curva de fuerza 1 muestra el estado del paciente antes de la terapia y la Curva 2, después de la terapia. En cada caso, la curva de fuerza representa la capacidad funcional de los músculos extensores aislados de la espalda y podemos deducir tres cosas: la movilidad de la columna lumbar, el nivel de fuerza y los desequilibrios musculares. En otras palabras, esto proporciona una imagen objetiva del estado de los extensores lumbares antes, durante y después de la terapia de fortalecimiento muscular.

En la Curva 1, podemos ver que el paciente tiene una flexión limitada (ROM de solamente 60°). También podemos ver que el paciente tiene un déficit de fuerza y un desequilibrio muscular importante. Este desequilibrio es evidente si se compara la Curva 1 con la línea de puntos, que representa una curva ideal. A diferencia de la curva ideal, es decir, la línea de puntos, la Curva 1 cae abruptamente en la posición de extensión. Esto es típico de pacientes con un síndrome lumbar crónico. Esta curva de fuerza es un claro indicador a favor de la terapia de fortalecimiento muscular.

La Curva 2 muestra los beneficios obtenidos con la terapia, es decir, el estado después de la terapia con la máquina LE. En primer lugar, la movilidad se elevó a un nivel óptimo. En segundo lugar, el nivel general de fuerza se ha elevado significativamente (alrededor de un 230%) y, en tercer lugar, se eliminó el desequilibrio previo.

En resumen: al reducir los factores de riesgo asociados a una falta de fuerza, el desequilibrio muscular y la movilidad limitada, el dolor del paciente desaparece o disminuye considerablemente.

2018-02-06T11:08:52+00:00 24 enero 2018|Entrenamiento, Lesiones & Dolencias|