De qué hablamos cuando hablamos de suelo pélvico

La anatomía del suelo pélvico y sus funciones son todavía bastante desconocidas por muchas personas y, por ello, es una zona que suele dejarse fuera de los programas de entrenamiento.

¿Qué es el suelo pélvico?

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal. Como podemos ver en la imagen, el suelo pélvico se sitúa entre el sacro y el pubis, a los que se une mediante ligamentos. En los hombres, rodea uretra y recto, mientras que en la mujer rodea también la vagina.

Su principal función es la de sostener los órganos pélvicos (vejiga, uretra, útero, vagina y recto). Un suelo pélvico debilitado es el causante de pérdidas involuntarias de orina, habituales en mujeres a partir de los 35 años. Pero también puede ser el origen de prolapsos –caída de los órganos intraabdominales–, y de incontinencias fecales.

Otras funciones del suelo pélvico

  • Estos músculos tienen una papel importante durante las relaciones sexuales, ayudando a que estas sean más placenteras.
  • Son fundamentales para mantener una posición corporal correcta. En asociación con la espalda y los músculos abdominales, proporcionan estabilidad a la columna vertebral y la base para una buena postura. En contrapartida, si están débiles, pueden originar dolor de espalda.
  • Forman parte de la caja de resonancia para una voz potente y que suena bien. Los oradores y cantantes apoyan su voz a través de la interacción del suelo pélvico, los músculos abdominales, el diafragma y la respiración, consiguiendo así sonidos más fuertes sin forzar las cuerdas vocales o la laringe.

Cinco razones para fortalecer el suelo pélvico

  • Para evitar la incontinencia urinaria, incluso en situaciones como reír, estornudar, tener tos o durante la actividad física.
  • Para mantener una postura erguida. El suelo pélvico se asocia a los músculos del abdomen, los glúteos, muslos y espalda para mantenernos estables.
  • Para mejorar la estructura muscular del suelo pélvico antes y después del embarazo.
  • Para recuperarse de una operación de próstata.
  • Para mejorar el placer sexual y reducir problemas de disfunción eréctil.

Tal vez porque sigue siendo un tema tabú, las personas que padecen pérdidas involuntarias de orina o trastornos de la erección y la eyaculación a menudo no consultan con un especialista para tratar adecuadamente estas molestias.

Sin embargo, estos problemas son comunes: según el estudio “Incontinencia urinaria” del Servicio de Urología, ICNU, Hospital Clínic y Provincial de Barcelona, de media, entre el 20% y el 30% de la población padece incontinencia urinaria de diversos tipos, llegando al 30%-40% en las personas de mediana edad y de hasta un 30%-50% en los ancianos.

La disfunción eréctil en los hombres es también un problema común: 1 de cada 5 varones la padecen.

Aunque un suelo pélvico débil no es siempre el causante de estos problemas, está claro que fortalecerlo de forma activa nos beneficia en muy diversos aspectos de nuestra salud y, especialmente, para prevenir su aparición.

¿Por qué se debilita el suelo pélvico?

Todos nuestros músculos se debilitan con el paso de los años. Es un proceso natural que podemos revertir si realizamos un fortalecimiento activo de nuestros músculos.

A parte de este hecho, otras causas del debilitamiento del suelo pélvico son:

  • Sedentarismo
  • Permanecer muchas horas sentados
  • Sobrepeso
  • Estrés
  • Embarazo y parto
  • Cambios hormonales, como los causados por la menopausia
  • Practicar deportes de mucha intensidad, que impliquen saltos, como running o baloncesto
  • Sobreesfuerzos al levantar peso
  • Cirugía de próstata

¿Cómo se puede fortalecer el suelo pélvico de forma efectiva?

Sin duda, los ejercicios de Kegel son una de las soluciones más conocidas para fortalecer la zona. Sin embargo, a veces son poco eficaces porque resulta difícil saber si se está realizando el ejercicio en los músculos correctos o incluso porque se utilizan glúteos y abdomen para realizarlos. Con esta “ayuda extra”, el ejercicio pierde efectividad al no aislarse adecuadamente los músculos del suelo pélvico.

Siempre es recomendable que un especialista pueda evaluar su caso para así establecer cuál es el tratamiento más adecuado, como por ejemplo la electroestimulación o el biofeedback intracavitario.

En Wunder Training contamos en nuestro equipo con una fisioterapeuta especializada en suelo pélvico para realizar el diagnóstico y recomendar el tratamiento adecuado.

Contamos también con una máquina de fortalecimiento específico del suelo pélvico de tecnología exclusiva: la máquina A5, una auténtica revolución ya que permite entrenar el suelo pélvico de forma aislada y visualizar de forma simultánea el esfuerzo que se está realizando en el monitor. De esta manera se puede comprobar el progreso del entrenamiento.

Esta máquina recibió en 2012 el premio “Fitness Tribune Award for Innovation” concedido por la revista Fitness Tribune.

1ª visita gratuita

Fisioterapia del Suelo Pélvico en Wunder Training.

2018-10-05T10:29:20+00:0017 octubre 2018|Suelo pélvico|
Llámenos