¿Por qué incorporar el ejercicio cardiovascular en la rutina de entrenamiento?

Los ejercicios cardiovasculares se caracterizan por aumentar el ritmo cardíaco y la respiración al utilizar de forma reiterada un grupo muscular grande. Estos ejercicios pueden ser de alta intensidad, como correr, o de baja intensidad, como caminar.

Activa tu cuerpo con el entrenamiento de cardio

El entrenamiento cardiovascular, también llamado entrenamiento de resistencia, nos ayuda a mitigar y mantener a raya los efectos negativos que una vida sedentaria puede tener sobre nuestra salud. Con el cardio, además, se suelen quemar gran cantidad de calorías, ya que nuestro cuerpo utiliza las reservas de grasas para poder funcionar.

Beneficios del ejercicio cardiovascular

Hacer 30 minutos de cardio, 2 o 3 veces por semana, nos reporta importantes beneficios, como:

  • Mantenimiento del peso corporal.
  • Fortalecimiento del músculo más importante de nuestro cuerpo: el corazón.
  • Reducción del riesgo a padecer enfermedades relacionadas con la salud cardiovascular, como hipertensión, diabetes y colesterol.
  • Mejora de nuestra salud psíquica, al reducir el estrés, la ansiedad y la depresión y proporcionarnos estímulos hormonales positivos.
  • Incremento de la capacidad pulmonar.
  • Mejora la calidad del sueño.

Ahora bien, a pesar de estos grandes beneficios, es importante que en nuestra rutina de entrenamiento incorporemos otro tipo de ejercicios, concretamente ejercicios de fuerza y de flexibilidad. La razón: si sólo haces cardio, estarás olvidando otras necesidades de tu cuerpo, como fortalecer los músculos, tener un cuerpo tonificado, proteger las articulaciones o tener una mayor flexibilidad que garantice la movilidad corporal.

Resistencia, fuerza y flexibilidad: el entrenamiento completo

En Wunder Training el entrenamiento de fuerza y de resistencia están muy relacionados entre sí. Tanto los músculos como el sistema cardiovascular deben reforzarse con regularidad y es muy importante para nuestra salud que el entrenamiento de fuerza y resistencia vayan de la mano.

Por ejemplo, combinar estos ejercicios nos ayuda a reducir de manera más efectiva la grasa corporal cuando realizamos una dieta de adelgazamiento. El tono muscular y la densidad ósea aumentan, la coordinación y el equilibro mejoran y, en consecuencia, tenemos más confianza en nosotros mismos.

También ganamos más vitalidad y potencia para hacer frente a los retos de nuestra vida diaria e incrementamos la resistencia en la práctica de algún deporte.

Los ejercicios de fuerza se realizan al principio de la sesión y los ejercicios cardiovasculares generalmente al final, para optimizar los beneficios de cada entrenamiento. De esta manera se consigue un incremento rápido y eficaz de su resistencia. Al final de la sesión, se pueden complementar el programa con estiramientos específicos.

Nuestros profesionales diseñan su plan de entrenamiento con los equipos y ejercicios más adecuados para cada caso, incluyendo los ajustes de los mismos en su ficha de entrenamiento.

¿Quiere comprobar los beneficios del entrenamiento cardiovascular?

La primera sesión siempre es gratuita.

2018-07-11T11:38:38+00:00 17 julio 2018|Entrenamiento|
Llámenos